Empresas familiares

2 de junio de 2023

Las 3 empresas familiares españolas más importantes a nivel mundial pertenecen al sector retail, así lo pone de manifiesto el Índice Mundial de Empresas Familiares: Inditex, Mercadona y El Corte Inglés. Estas empresas están preparadas para seguir afrontando el futuro a través de la adaptación al cambio social y económico, y a su visión a largo plazo. 

En muchas ocasiones el comercio minorista y la empresa familiar están íntimamente ligados, ya que, muchas de ellas han nacido como pequeños negocios que crecen y se expanden a través de generaciones familiares. Las empresas familiares aportan una dinámica única al comercio minorista, con un enfoque más personalizado y una conexión más fuerte con la comunidad local y el cliente. Los propietarios y los empleados pueden conocer a los clientes de manera más individual y establecer relaciones más fuertes con ellos, lo que genera confianza y fidelidad de los clientes.

Sin embargo, el retail familiar se enfrenta a desafíos específicos, como por ejemplo el relevo generacional, la falta de planificación o los conflictos familiares. A pesar de ello, muchas empresas familiares han logrado consolidarse exitosas y relevantes en el mercado minorista actual. 

¿Existen acusaciones de nepotismo en las empresas familiares? ¿Cómo se lidia con eso?

La empresa familiar se define como “aquella cuyo patrimonio y gobierno está ejercido por los miembros de una o varias familias y su objetivo estratégico comprende la continuidad de la empresa a manos de la siguiente generación familiar”. 

Es decir, familia y empresa van de la mano. La familia puede aportar mucho valor a la empresa, en especial si da ejemplo y transmite los valores que la sostienen; estos no se construyen a base de comunicar o exigir, sino con el ejemplo. Es la manera de conservar la empresa y hacerlo tanto dentro como fuera, es un modo de vida que afecta a ambos: familia y empresa. Esta transmisión de valores es casi automática, y hace que la cultura empresarial esté alineada con dichos valores. 

Además, si uno de los objetivos estratégicos es su continuidad generación tras generación, la retención de talento es vital para su supervivencia; y la generación precedente debe preparar a la siguiente en esta responsabilidad. 

Pero, por otro lado, dentro de empresas familiares, el nepotismo puede crear un ambiente de trabajo hostil si el favoritismo se vuelve incómodo para los compañeros de trabajo. Designar solo a miembros de la familia para puestos clave, independientemente de su capacidad, puede tener un impacto negativo en el lugar de trabajo. 

La experiencia ha demostrado que el nepotismo funciona sólo si los valores de los miembros de la familia son congruentes y el sucesor está completamente cualificado para cumplir con el desempeño esperado. El mejor antídoto para el nepotismo es la transparencia y la profesionalización de la empresa, de tal manera que todo personal contratado sea elegido en base a unos criterios objetivos de formación, capacidad y experiencia.

El concepto de empresa familiar ¿se asocia a una imagen de empresa tradicional o poco innovadora?

Tres cuartas partes de las empresas familiares cuentan con más de 50 años de historia, lo que nos indica que son resistentes a largo plazo y que saben adaptarse a los cambios que van surgiendo y dar respuesta a la demanda de sus consumidores. La empresa familiar es motor de innovación, y en la actualidad tiene que ver con la sostenibilidad, la transformación digital y una relación más humana con los clientes. Todo ello para dar respuesta a la demanda de un consumidor más responsable, sensibilizado y concienciado con la protección del medio ambiente, los hábitos saludables y su compromiso social. 

La confianza es una de las grandes ventajas competitivas de las empresas familiares, y así lo indica un reciente estudio de PwC en el que muestra la fuerte correlación entre confianza y rentabilidad. Los negocios familiares son conscientes de que la confianza de sus clientes y de los miembros de la familia es fundamental, pero deben ser más proactivos a la hora de construirla también entre otros grupos de interés como los empleados y el público en general. Para seguir manteniendo esta correlación, las empresas familiares deberán transformarse e innovar, y llevar a cabo una correcta comunicación.  

Os recomiendo este artículo

Noticias relacionadas